Los viejos decanos nunca mueren, 
simplemente pierden sus facultades.

Los viejos analistas numéricos nunca mueren, 
simplemente son truncados.

Los viejos físicos atómicos nunca mueren, 
simplemente decaen.

Los viejos matemáticos nunca mueren, 
simplemente pierden algunas de sus funciones.