DOBLE SIMETRÍA

 

El Taj Mahal es perfectamente simétrico. 
Al reflejarse en el agua, podemos apreciar una doble simetría (horizontal y vertical).