Paso 1. Adelgaza las fotos

Uno de los aspectos que más valoramos cuando navegamos por internet es la velocidad, cuanto más rápido se cargue una página web, mejor. De hecho, cuando intentamos entrar una página que tiene que cargar numerosos archivos gráficos sin éxito, lo normal es que después de 20 segundos nos vayamos a otra sin dudarlo.

Lo mismo sucede con los mensajes electrónicos. A nadie le gusta pasarse varios minutos mientras se descargan los gigantescos ficheros adjuntos con fotos, ya que en la mayoría de los casos no queremos guardar esos archivos, sino simplemente echarlos un vistazo. Por este motivo es interesante conocer las distintas maneras que existen para adelgazar las fotografías.

Para hacer las modificaciones que te explicamos a continuación tendrás que utilizar cualquier programa de edición fotográfico. Lo más común es que cuando pulses Guardar como, a la hora de almacenar la imagen con menos KB, puedas seleccionar las opciones que te recomendamos.

Última modificación: miércoles, 30 de julio de 2008, 09:39