Paso 1. La ventaja de una máquina virtual.

Una máquina virtual es un software que recrea un ordenador en nuestro propio ordenador. A todos los efectos el ordenador virtual se comporta como un ordenador físico y podremos trabajar con ellos de forma simultánea, como si fueran ordenadores totalmente diferentes pero desde un mismo equipo.

La creación de una máquina virtual en nuestro ordenador de trabajo es muy útil, nos permite:

Usar distintos sistemas operativos al mismo tiempo, como por ejemplo cualquier versión de Windows y de Linux, e intercambiar información entre ellos.

Instalar aplicaciones y programas en nuestro equipo que queramos probar, que no corren en nuestro SO, que no queremos instalar en el sistema operativo original, o que consideramos que existan riesgos de que puedan estar infectado con un virus etc.

La máquina virtual puede arrancarse, apagarse o destruirse cuando se quiera desde nuestro SO.

Antes de crear una máquina virtual hay que tener en cuenta el espacio en disco y la memoria RAM del ordenador, la máquina virtual cuando está "encendida" consume recursos. Es recomendable que tu ordenador tenga al menos 1 GB de memoria RAM y al menos 8 GB libres en disco duro para que puedas trabajar holgadamente con ambas máquinas, la real y la virtual.

No hay límite en cuantas máquinas podemos tener corriendo a la vez salvo el de memoria ram y el disco. 

Última modificación: jueves, 2 de octubre de 2008, 04:29